Usted está aquí

Coches con defectos de fabrica ¿que se debe hacer?

averia coche

La semana pasada conocíamos la llamada a revisión, por defectos de fábrica en los airbag de 53.000 coches japoneses de las marcas Toyota, Nissan, Honda y Mazda. No era un asunto baladí. En todo el mundo los coches a revisar pasarán de 3,4 millones, los que tenían un airbag defectuoso fue fabricado por la empresa japonesa Takata entre los años 2000 y 2002.
 
La OCU denunciaba en un comunicado que valora que los fabricantes informen sobre la necesidad de revisiones en cuanto detectan un problema… 
 

También avisaba de de que lo deseable sería que no se pusiera en el mercado un automóvil “hasta que no se haya comprobado que no existe ningún problema en su equipamiento de seguridad”.

Pero las llamadas a revisión no son un problema puntual ni afecte solamente a determinadas marcas. Todas las marcas, en alguna ocasión, han tenido que poner en marcha una campaña de revisión (ellas prefieren llamarlas acciones preventivas) de alguno de sus modelos, al serles detectada una anomalía.

De hecho, en 2011 los fabricantes de automóviles llamaron a revisión en nuestro país a ochenta de sus modelos, según datos del Instituto Nacional de Consumo, porque se les había detectado un defecto de fábrica. Todos los fabricantes actúan de fortma similar. Si el fallo no es grave,
se realiza un aviso a su red interna, y se van realizando los trabajos en el momento en el que el coche pasa una revisión rutinaria.

Cuando el fallo puede dañar la funcionalidad del vehículo, se lanza una alerta y se notifica directamente a los usuarios, para que pasen por su concesionario. Si  la anomalía tiene consecuencias en la seguridad, aparte de la comunicación directa y la cita urgente, se recurre a una campaña de comunicación masiva (nunca ha ocurrido en España).

Estas son las diez claves de las llamadas a revisión:

1. Contacto: Comuníquese con tu concesionario o taller oficial. Allí te explicarán cuándo y dónde debes acudir para proceder a la reparación.

2. Garantía: Recuerde que no es necesario que tu coche se encuentre dentro del período legal de garantía.

3. Segunda mano. No importa que tu vehículo sea de segunda mano. Las campañas incluyen a todos los vehículos afectados, independientemente de  quién sea el propietario.

4. Precio: Estas revisiones son siempre gratuitas.

5. Plazo: La marca suele establecer un período de tiempo prudencial (aunque a veces son indefinidos) para acudir al taller. Infórmate al contactar con la marca. Debe evitarse que sea demasiado corto (y si se pasa, cobrar). Si eso ocurre, se trataría de un fraude y se podría reclamar, porque estas llamadas a revisión no deben tener ánimo de lucro.

6. Prioridad: Al concertar la cita con el taller, suelen dar prioridad (dependiendo de la gravedad del fallo). En ocasiones se ponen a disposición de los clientes afectados departamentos exclusivos en sus instalaciones.

7. Coche de sustitución: No es obligatorio, depende, sobre todo, del tiempo de inmovilización y de la marca.

8. Informe: Se puede y se debe pedir un informe en el que se detallen las operaciones realizadas en su vehículo.

9: Garantía: Tienen la misma garantía que cualquier reparación que se realice en un taller: 3 meses para la mano de obra y 2 años para las piezas nuevas.

10. Derechos y deberes: Aacudir al taller para que comprueben y reparen el vehículo, es un derecho pero también un deber del propietario. No se trata de un deber explícito, porque no está regulado, pero en caso de conflicto (por accidente, avería…), si se demuestra que ha sido llamado a revisión y no se ha acudido, se puede considerar que el propietario no ha sido diligente y podría perder sus derechos.

 

Fuente: http://www.consumo-inc.gob.es/